Hotel Atlántico: inmensidad de dunas blancas

“Ahora solo miraba el suelo sucio del piso superior de la terminal. Mirando aquel suelo sucio no tenía nada en que pensar. Tal vez en una vaga nostalgia de la intimidad infantil con el suelo”. La novela Hotel Atlántico (Adriana Hidalgo editora, 2014) transpira soledad. Su solipsismo, sin embargo, no es eremita, sino psicológico: pura alienación social. La novela de João Gilberto Noll (Porto Alegre, Brasil, 1946) es producto de una cultura (la occidental) sin rumbo, sin sentido, azotada por las condiciones materiales y sociales, carente de cualquier capacidad de reflexividad o deseo.

La traducción de Juan Cárdenas respeta la simplicidad de la mente del protagonista. Su versión acentúa el lado más lacónico, el menos expansivo de una novela que es, en parte, una exploración filosófica de la indiferencia, un himno humanista al epicureísmo de lo cotidiano.

Revista Sonograma Magazine, publicación catalana de análisis literario y musical, acaba de hacerse eco de mi reseña:

http://sonograma.org/art/hotel-atlantico/

tapa lord

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s