Erika Martínez: palabras que hurgan roedoras

En “Yo quería ser una mujer trabajadora”, la poeta se enoja, y esa ira es fertilizante. Pero no es la polémica (“Me gustaba obedecer, así que estudié lo que me dijeron…”) sino la intensidad de la mirada (“me aparté de los niños para sonreír a los adultos”); no sólo el uso controlado de la dicción (“me convertí con treinta y cinco en una trabajadora mantenida … y seguí sonriendo, especialmente a mis empleadores”), sino la reinvención formal (“mis palabras … hurgaban roedoras en la basura”).

He leído y releído los poemas de la serie “Mujer agita los brazos o qué le ha hecho el feminismo a la poesía” de Erika Martínez (1979), como si la repetición, de alguna manera, fuera a disolver las delicadas líneas que la poeta jienense traza entre lo personal y lo político, lo singular y lo colectivo, lo privado y lo público, el cuerpo y la tierra. Estos poemas, que aparecen en el número dos de Años diez, revista de poesía (otoño, 2015), dirigida por los poetas Juan Carlos Reche y Abraham Gragera, y publicada semestralmente por la editorial granadina Cuadernos del Vigía, son kits de supervivencia.

Revista Mundo Crítico es una publicación literaria y de pensamiento crítico, dirigida por el periodista y narrador Alberto Gómez. La reseña al completo aquí:

http://mundocritico.es/2015/12/erika-martinez-palabras-que-hurgan-roedoras/

A10_cub_01_web

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s