Letras Capitales: presentación de mi poemario “un mínimo…” en Biblioteca Infanta Elena

La principal responsabilidad de un poeta de nuestro tiempo no es sólo defender la justicia sino la independencia crítica. En un momento en que la mayor parte de la lírica parece estacionada en el uso y abuso del yo, el poeta, lingüista y crítico literario Daniel García Florindo se atreve a hablar en voz alta de las fuerzas que dan forma a su mundo, a nuestro mundo.

Juntos, presentamos mi poemario “un mínimo de racionalidad un máximo de esperanza” (Ediciones Alfar) en la Biblioteca Infanta Elena (Av. de María Luisa, 8, 41013, Sevilla), dentro del programa Letras Capitales, del Centro Andaluz de las Letras. Será el martes 5 de abril, a las 19.30 horas.

Os esperamos.

Invitacion-Infanta-Elena

Conv. un minimo

Juan Benet: entre lo arcaico y lo contemporáneo

La grandeza de un libro puede ser su lastre. Una de las razones por las que muchos se han apartado del Quijote es que no pueden leerlo sin sufrir el peso cultural de cada palabra. Una pena, porque Cervantes pretendía, sobre todo, entretenernos. Un escritor quiere de nosotros, o no tiene derecho a pedir más que, inteligencia, buena fe y unas horas de nuestro tiempo. Dejando a un lado sus laureles, ¿qué queda de la obra del del novelista, cuentista, dramaturgo, ensayista e ingeniero Juan Benet (Madrid, 1927 – 1993)?

Una prosa de intensidad excepcional, sostiene la escritora, crítica literaria y ensayista argentina Nora Catelli (1946) en Juan Benet. Guerra y literatura (libros de la resistencia, 2015). Profundizar en la esencia de la Guerra Civil española (1936-39) es la trama de muchas de sus novelas. Las concatenaciones de historias, heredadas del caos del pasado, en Herrumbrosas lanzas (1986), según Catelli, demuestran que “cualquier relato que se ocupe de lo humano – novela, cuento, crónica – trata de la guerra”. Por lo tanto, al hablar de un conflicto bélico, Benet no sólo habla de un país: habla de sí mismo. De esta forma, la trama se reconfigura y asume una nueva dimensión.

Sonograma Magazine és una revista de pensament musical i difusió cultural en línia en V.O., d’accés obert. Sonograma Magazine aposta per la qualitat del contingut, per la utilització de les noves tecnologies i per la creació d’un espai de cooperació cultural amb altres països. La revista es publica trimestralment: gener, abril, juny i octubre.

Juan Benet: entre lo arcaico y lo contemporáneo

P9-Cubierta-Nora-Catelli-191x300

Mi poemario “un mínimo…” en el Ateneo de Sevilla

“Hay un poesía exuberante, barroca, que casi todo lo fía a la suntuosidad de las palabras, al discurso alambicado o muy formalista, y otra -sin eludir la posibilidad de que existan otras entre ambas- que avanza replegada, cortante, escueta, mutilada incluso. A este tipo de poesía desnuda pertenece la de José de María Romero Barea, quien acaba de publicar en la editorial Alfar un mínimo de racionalidad / un máximo de esperanza. Le preocupan a Romero Barea el sinsentido, las brasas, los fragmentos. En una conversación con Juan Soros que se ofrece como epílogo, el poeta recuerda un dictamen del autor de Piedra de sol muy pertinente para entender su propia obra: “Escribir es corregir, suprimir. Algo más que añadir palabras, que ponerlas una detrás de otra. Octavio Paz dice que “la poesía debe ser un poco seca para que arda bien, y de este modo iluminarnos y calentarnos”. Es lo que yo he intentado con este libro: “arder y hacer arder”.

Un honor y un placer que el director de la Revista Estación Poesía, el autor del libro de poemas Lo que importa, Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963), el traductor de John Keats, Alfred Tennyson o Robert Graves, entre otros, novelista, crítico, articulista y tantas cosas más, me acompañe en la presentación de mi más reciente poemario, un mínimo de racionalidad, un máximo de esperanza (Editorial Alfar, 2015), el martes 29 de marzo, a partir de las 20:00, en el Ateneo de Sevilla. Os esperamos.

Para leer la reseña de “un mínimo…” que Antonio Rivero Taravillo publicó en su blog “Fuego con nieve”, seguir el siguiente enlace:

http://www.fuegoconnieve.blogspot.com.es/2016/01/la-sequedad-en-la-poesia.html

Invitacion-Ateno-un-minimo

SVETLANA ALEXIEVICH: “HABLABA CON EL ATAÚD, COMO UNA LOCA”

De 1979 a 1989 un millón de soldados soviéticos participaron en una devastadora guerra en Afganistán que no solo se cobró 50.000 víctimas, sino la juventud y la humanidad de muchas decenas de miles más. En Los muchachos de zinc (1992), la periodista Svetlana Alexievich logró dar voz a la trágica historia de aquella guerra. Lo que emergió de sus páginas fue una historia coral que sorprendió por su brutalidad y reveló sus similitudes con la experiencia norteamericana en Vietnam.

Los soldados muertos eran devueltos a casa en ataúdes de zinc sellados (de ahí el título del libro), mientras el Estado negaba la existencia misma del conflicto. La revista Granta En Español, a cargo de Valerie Miles y Editorial Galaxia Gutenberg, ofrece, en su tercer número de otoño de 2015, un fragmento de “Los muchachos de zinc”, en traducción de Irene Oliva Luque. Un documento estremecedor, pero necesario. Gracias a Carmen G. de la Cueva y a La tribu de Frida por acoger mi reseña entre sus páginas.

Svetlana Alexievich: “Hablaba con el ataúd, como una loca”

03_cub_Granta_Teresita Fernandez

William Gaddis: la maldición de la inteligencia

“– ¿El arte actual? – Los dientes desiguales mostraron una sonrisa burlona a través del humo –. El arte actual se escribe con f  [Art, “arte”, fart, “pedo”]”.

En la novela Los reconocimientos (Sexto Piso, 2014), el pintor Wyatt Gwyon se dedica a firmar obras de maestros como El Bosco, Hugo van der Goes y Hans Memling. Para ser más exactos, Wyatt crea nuevas pinturas que reproducen a la perfección no sólo el estilo de los viejos maestros, sino también su espíritu. Tras envejecer a conciencia las imágenes, añade la firma del artista en cuestión. Desde ese momento, la pintura ya no es un original de Wyatt, sino un “nuevo” original de un genio muerto hace tiempo. El lector en castellano tiene oportunidad de descubrir esta novela gracias a la traducción de Juan Antonio Santos Ramírez y Mariano Peyrou.

Mi reseña en  El Cuaderno, revista mensual de cultura, a cargo del escritor y crítico Jaime Priede. Con Sara Vicedo, Raquel Vicedo y David M. Copé.

Gaddis_El Cuaderno_76

 

Ricardo Piglia: interrupciones

“Las pulsiones (…) hacen que un escritor funcione (…) claro que un escritor es mucho más que eso”. Los aspirantes a autor de ficción somos los destinatarios, en última instancia, de la colección de ensayos, conversaciones y entrevistas La forma inicial (Sexto Piso, 2015) de Ricardo Piglia (Adrogué, 1941), donde el autor de Plata quemada (1997), uno de los más grandes novelistas argentinos del siglo XX y lo que va del XXI, divulga los secretos del oficio, es decir, los métodos de los narradores más importantes de todos los tiempos.

Mi reseña en El Placer de la Lectura, reseñas independientes de novedades literarias y clásicos intemporales sazonadas con una pizca de cine de siempre y de estreno.

http://www.elplacerdelalectura.com/blog/resena/la-forma-inicial

portada piglia

“Julio Cortázar” de Miguel Dalmau en Revista Ábaco

Apenas 30 años de la muerte de Cortázar en París y ya hemos olvidado que, en sus libros y en su vida, el autor argentino, nacido en Bruselas en 1914, no solo logró dejar atrás al siglo XX, limpiamente y con decisión, sino que nos preparó para los siglos venideros, un regalo para las generaciones futuras de una riqueza material e invaluable. De ahí la pertinencia de su más reciente biografía, Julio Cortázar (Edhasa, 2015), que consigue lo que se propone: establecer las conexiones entre los textos y los incidentes en la vida del artista que los inspiraron. Su autor, Miguel Dalmau (Barcelona, 1957), sin plegarse a las prohibiciones inherentes a cualquier estudio biográfico políticamente correcto, es decir, revelando intimidades familiares cuando es necesario, ha escrito un libro riguroso y entretenido, cuyo respeto por la grandeza de los textos del argentino nunca perece; sin embargo, es lo bastante astuto como para incluir una cantidad generosa de juicios de valor. Dalmau es una mezcla de historiador, crítico y estilista, que logra capturar características recurrentes del arte del argentino: su pasión por la política, su infancia como portal de descubrimientos y su tendencia a asignar su propia narrativa familiar a la novela del mundo. Su biografía no solo muestra lo injusto que un autor puede llegar a ser, incluso con los que más quiere; también evoca el heroísmo de un hombre que, confrontado por la pobreza, la mala salud y los desarraigos interminables, encuentra en sí mismo el valor para escribir una obra que exalta a la gente común y las complejidades de sus mentes. Cortázar es la crónica de esa aventura, de ese ejemplo a seguir.

Industria y Paisaje, un patrimonio en isocronía y memoria, la revista en papel Abaco 86 de marzo de 2016 cuenta con un plantel y elenco multidisciplinario de autores y temas.

Cortazar_Abaco_03_16

Portada Abaco_03_16

Glosa: la deriva del todo

“¿Qué aconsejaría a los lectores que se quejan de no entender lo que usted escribe, incluso después de haberlo leído dos o tres veces?” “Leerlo cuatro veces”, sugirió el escritor William Faulkner, en su entrevista para el Paris Review, en 1956. Tal vez en ese consejo pensaba el autor argentino Juan José Saer (Serodino, 1937 – París, 2005), al escribir Glosa (1986, reedición de Rayo Verde editorial, 2015), una novela que lleva al lector a través de la misma historia en varias ocasiones, desde la perspectiva de varios personajes diferentes. “Es, si se quiere, octubre, octubre o noviembre, del sesenta o del sesenta y uno, octubre tal vez, (…) el veintitrés de octubre de mil novecientos sesenta y uno pongamos – qué más da.” El narrador, al igual que el lector, no entiende hasta bien avanzada la trama qué está sucediendo a su alrededor, por lo que se limita a dejar constancia de los acontecimientos. Saer nos obliga a averiguar qué está pasando, basándonos en pistas e indicios, “los recuerdos falsos de un lugar que nunca han visitado, de hechos que nunca presenciaron y de personas que nunca conocieron”. Toda lectura requiere que el lector infiera el significado de lo que lee: el segundo capítulo de Glosa, “Las siete cuadras siguientes”, convierte dicha inferencia en un deporte de riesgo, al moverse a través de momentos diferentes y periodos distintos, a menudo sin señal de cambio evidente, al avanzar a través de “una actualidad íntegra, palpable, que se despliega en ellos y que ellos despliegan a su vez, organización fina y móvil de lo rugoso que delimita y contiene en lo exterior, durante un lapso imprevisible, la deriva del todo, ciega, que desalienta y despedaza”.

Periódico mensual de análisis crítico e informaciones internacionales. Le Monde diplomatique, con 60 ediciones internacionales, es un periódico de referencia para todos aquellos que quieran no sólo entender sino también cambiar el mundo.

Glosa_Le Monde_02_16Le Monde_02_06_Portada

Tambor de arranque: escribir es llorar

En la novela Tambor de arranque (Editorial Candaya, 2015), los personajes habitan el intricado paisaje claustrofóbico de los suburbios, atrapados en la miseria de las aspiraciones fallidas y la cobardía personal. “Desde el sillón Leo pudo escuchar cómo Andrea le gritaba a su mujer (…) En la pantalla, la imagen estaba suspendida en un mundo que giraba silencioso sobre su propio eje”. Sus desgracias son banales; sus tragedias, como sus vidas, íntimas. Su autor, Francisco Bitar (Santa Fe, Argentina, 1981), no nos ofrece consuelo a través de la redención. Al contrario, su novela se construye en torno a la parte más vulnerable de la pesadilla, el mundo distópico que ocupa, misteriosamente, el lugar del paraíso prometido.

No hay lugar en Tambor para la fabulación lúdica y tramposa; Bitar es realista por naturaleza, heredero del estilo seco y conciso de Hemingway, del turbio minimalismo de Carver. Pero Bitar posee algo más: una especie de transparencia, casi una translucidez, que debe más a Fitzgerald que a los anteriores. Al igual que el autor de El Gran Gatsby, Bitar respeta el rigor del estilo, el dictum jamesiano de la brevedad y la iluminación. Francisco Bitar recibió en el 2012 el premio Ciudad de Rosario por Tambor, donde se diría que la veracidad lo es todo; aun cuando, por fin, todo lo que queda es pensamiento atrofiado y esperanza marchita, el autor vuelve hacia esos restos un ojo implacable. En manos de un escritor menor, el resultado sería mórbido y deprimente. Hay algo edificante en la búsqueda de honestidad que lleva a cabo el argentino: para él, escribir es llorar.

Le Monde diplomatique cuenta con 84 ediciones internacionales en 27 idiomas: 41 en formato papel (tirada total de 2,4 millones de ejemplares) y 43 electrónicas. Le Monde, una publicación para los que queremos cambiar el mundo. Con OlgayPaco Candaya.

Tambor_inicio_Le Monde_02_06Tambor_1_Le Monde_02_06

John Fowles: caos verde

El árbol (Impedimenta, 2015) es una de las pocas obras de no ficción de su autor, el británico John Fowles (Leigh on Sea, Essex, 1926 – Dorset, 1988). Publicada por primera vez en 1979, sigue siendo una provocadora meditación sobre la conexión entre el mundo natural y la creatividad humana, además de un poderoso argumento en favor del control de ambos: “No hay frutos para aquellos que no podan (…) aquellos que cuestionan el conocimiento ancestral (…) aquellos que se esconden en árboles inexplorados (…) los traidores a la causa humana”.

En el libro, Fowles relata su propia infancia en Inglaterra y describe cómo se rebeló contra la obsesión de su padre, de firme carácter eduardiano, por sacar rendimiento cuantificable de un bien podado huerto de árboles frutales, lo que devino en su gusto por lugares de belleza desordenada, donde la vegetación, sin propósito, muestra su lado más salvaje, “un caos verde (…) que nosotros, simios brillantemente intencionales, podemos utilizar y explotar a nuestro antojo, con una conciencia libre”.

Pilar Adón consigue verter al castellano la ecléctica gama de asociaciones que establece el autor de La mujer del teniente francés (1968). Fowles alude a teóricos sociales, economistas, antropólogos y artistas de un tipo u otro, proponiendo la tesis de que una disminución en el espíritu creativo coincide con el ascenso del capitalismo: “Podemos extraer un corolario espiritual de la forma en que estamos deforestado y desnaturalizando nuestro planeta. Al final, lo que haremos será defoliarnos y desnaturalizarnos a nosotros mismos”.

Enlace a la revista Sonograma Magazine, que en su número de febrero se ocupa de mi reseña del libro de Fowles:

El árbol

El arbol_Portada