1/06: presentación de “Poesía reunida” de Rosa Lentini en Sevilla

“Muchos de sus poemas son pura sensibilidad gótica, solo que varios siglos más tarde. Sin dudarlo, condenan el “pringoso áspero pútrido sedimento de humedad y bulbo reseco” del lenguaje. Su discurso avanza a través de momentos lúdicos, iluminaciones, “vacíos/ ausentes o no”, vestigios que no empañan su fuerza real como poeta o su morbilidad literaria. Lentini es una firme defensora de la mortalidad, ese “secuestro doliente”, de la búsqueda de evidencias en las decisiones irreversibles del poema, “palabra tiempo que soy”.

Su preocupación por el proceso de escritura es siempre válvula de seguridad, escape temporal de la insistencia con la que el silencio regresa a ella en sus escritos. “Leyendo a Alejandra Pizarnik” es el diario de una frustración, un lamento casi agresivo por lo no escrito (“irse sin quedarse”), una protesta contra el vacío (“saliva de los árboles”), una diatriba contra el abandono que concluye con unos versos que condenan al lector, más allá de toda redención: “sus palabras en cuevas/ de espaldas a las nubes”.

http://www.culturamas.es/blog/2016/06/27/rosa-lentini-fulgor-y-densidad/

Un honor y un placer acompañar al escritor y periodista Juan José Téllez, director del Centro Andaluz de las Letras y a la poeta Rosa Lentini en la presentación sevillana de su libro. Será el próximo jueves 1 de junio, a las 19h., en la Biblioteca Provincial de Sevilla, organizado por el CAL.

Os esperamos.

Acto Rosa Lentini

Anuncios

Claudia González Caparrós: justicia poética

“Los poemas de Claudia González Caparrós (A Coruña, 1993), incluidos en el número IV de otoño de 2016, son de todo menos inaccesibles. Son “cartas (…) que nacen, como toda escritura, de la urgencia/ y del silencio”; denuncian el “abismo entre dos mundos/ entre dos cuerpos/ entre dos bocas que se mueven sin emitir ningún sonido”. Condena la joven poeta gallega los absurdos de una documentación inútil e injusta, que sostiene la legitimidad cuestionable de la frontera, la admisión y exclusión, “la piel contra la piel como si hubiera guerra”. ¿No es el cuerpo, “esta casa/ vacía/vaciada”, mejor portador de la historia de un viaje que un pasaporte?”

Mi reseña sobre la cuarta entrega de Años Diez Revista de Poesía en Culturamas. Para leer el artículo al completo, seguir el enlace:

http://www.culturamas.es/blog/2017/02/16/justicia-poetica/

portada-redes

“El ojo oye” de Paul Claudel, en Revista Culturamas

“El ojo en Holanda no encuentra a su alrededor uno de esos marcos acabados en el interior de los que cada cual organiza su recuerdo y su ensueño”. Al igual que el autor británico G. K. Chesterton, al que en cierto modo se asemeja, el poeta Paul Claudel combina la visión progresista con la reaccionaria. La oportuna reedición de su libro de ensayos El ojo oye (1946. Editorial Vaso Roto, Umbrales, 2016) constituye no solo una revisión radical, de largo alcance, de las convenciones de la cultura oriental y occidental, sino una relectura de la prosa ensayística al uso.

(…)

En El ojo, Claudel es ante todo un poeta que mira a una imagen, “la expresión material de una relación a través de una distancia, el medio permanente de una comunicación y la invitación, hacia una meta o en una dirección, a un paso”, justo lo contrario de los historiadores del arte profesionales: donde estos se desplazan a través de archivos de miles de pinturas para identificar al autor de una imagen, fijar la fecha y la iconografía, Claudel, asistido apenas por su imaginación poética, traduce sus sensaciones en un lenguaje de gran riqueza evocadora, que la traducción del escritor Juan Ramón Ortega reproduce.

Gracias a Estelle Talavera Baudet y Telmo Avalle, de Revista Culturamas, información cultural independiente en Internet. Con Jeannette L. Clariond. Para leer el artículo al completo, seguir el siguiente enlace:

El ojo oye, Paul Claudel

Cubierta_El ojo oye

Don de lenguas: aire de familia

La conversación no es una ciencia. Ni siquiera exacta. Mucho menos imparcial. Lo fácil es que el entrevistador pase la velada tomando notas sobre lo dicho por el entrevistado y luego, en casa, reúna las anécdotas y el material escrito en un volumen más o menos extenso. Lo difícil es lo que el poeta, crítico y ensayista Jordi Doce (Gijón, 1967) ha conseguido en Don de lenguas (2015), ese “aire de familia” que impregna este libro de entrevistas donde predominan “la inteligencia, la sensibilidad y el talento literario”.

La edición de Confluencias es portátil y fácil de manejar. No demasiado extensa, apenas un centenar y pico de páginas, no debe ser leída de una sentada. Su concisión es epigramática; su erudición, proustiana. Se trata, en esencia, de una diversión. Una especie de micro Anatomía de la melancolía, donde se dice todo lo que es susceptible de ser dicho, y en el que Doce ha moldeado el material no con el espíritu del mero reproductor, sino como un escultor trabaja su arcilla.

 “Necesitas dinero para escribir y no te queda más remedio que escribir artículos para una revista que a lo mejor no te gusta”, confiesa el novelista y ensayista Cees Nooteboom (La Haya, 1933). “Cuanto más viejo me hago, más lamento no haber tenido una actitud entregada a mi obra”, lamenta el premio Nobel Seamus Heaney (Derry, Irlanda del Norte, 1939 – Dublín, 2013). “No me considero un novelista”, reconoce Paul Auster (Newark, Nueva Jersey, 1947), “me veo más bien como un relator, un fabulador: estoy lleno de historias”. Se trata, sin duda, una de las grandes virtudes de Don de lenguas: mostrarnos lo divertido que es hablar de y desde la literatura.

Culturamas: revista de información cultural en Internet, independiente, con contenidos propios para cada una de las secciones, a cargo de Estelle Talavera y  Telmo Avalle, se ocupa de mi reseña.

Don de lenguas: aire de familia

PORTADA-DON-DE-LENGUAS-1280

Julieta Valero y la transexual periferia del lenguaje

“La conciencia, planta carnívora que equivoca el motivo y confunde tres ces: caderas, calderas, contenidos”.

Dar la vuelta a los clichés es otro juego favorito de la autora de la colección Que concierne (Vaso Roto, Poesía, 2015, epílogo de María Salgado). La pesadilla de la lengua, para Julieta Valero (Madrid, 1971), como para Flaubert, es la “idea recibida”, la palabra que va de boca en boca, que se da por sentada.

Culturamas, revista independiente de información cultural en Internet. Con Estelle Talavera Baudet, Telmo Avalle, Jeannette Lozano Clariond y Ana Mónica Quintero.

http://www.culturamas.es/blog/2015/10/04/julieta-valero-y-la-transexual-periferia-del-lenguaje/

Cubierta_Que concierne