Margaret Cavendish y Penelope Fitzgerald: autodeterminación

“Solo existía una lengua en ese mundo”, sostiene Margaret Cavendish, “sólo había un emperador, al cual se sometían con la más grande de las servidumbres (…) lo que les permitía vivir en una continua paz y felicidad” (“El mundo resplandenciente”).

“Las dos autoras, recién reeditadas por Siruela e Impedimenta, respectivamente, asisten, con siglos de diferencia, al triunfo de la falacia mediática. Limitadas por las circunstancias, son metáfora de nuestra posmoderno forcejeo entre el encogimiento y la pertenencia, entre las múltiples identidades de la unidad. Observadoras de la enésima crisis de la democracia, Margaret Cavendish (1623-1673) y Penelope Fitzgerald (Lincoln, 1916 – Londres, 2000) denuncian las interrupciones de la globalización, mientras dejan constancia de sus consecuencias neoliberales: el auge de los nacionalismos, la decadencia de la igualdad”.

“Voces humanas en las tinieblas de Europa (…) más de la mitad habían de perderse (…) para que solo unas pocas dejaran huella” (“Voces humanas”, Penelope Fitzgerald).

Mi ensayo, al completo, en Fronterad, revista digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. Fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Autodeterminación, ambigüedades y certezas en la obra de Margaret Cavendish y Penelope Fitzgerald

Único, inestable, distanciado Cees Nooteboom en Revista FronteraD

“En el gran libro de los símbolos, cada tumba es una susurrada repetición de las montañas sagradas”.

El sentido sobrenatural de autoconfianza del poeta, novelista, ensayista, traductor e hispanista en su colección de ensayos gráficos Tumbas (Siruela, 2017; fotografías de Simone Sassen) surge de una mentalidad ideológicamente liberal que, a pesar de su insobornable ateísmo, materialismo y racionalismo, es producto de una radical creencia en la honestidad.

(…)

“¿Cómo será pensar por última vez en palabras que nadie oirá nunca más?”

Es su diario 533 días (Siruela, 2018, traducido por Isabel-Clara Lorda Vidal) lo más parecido a una clase magistral del sentimiento, a cargo de un alma “con las raíces mutiladas y las piedras elevadas hacia la luz”. Supone una compilación de microensayos y macroreminiscencias, así como una meditación fragmentaria sobre el poder de la lectura y la importancia de la experiencia.

(…)

En sus ensayos y novelas, Cees Nooteboom (La Haya, 1933) consigue desarrollar el argumento de que la historia se basa en una exclusión original. Desde esta posición de dislocación básica, de autorretracción estudiada, ocupa el ensayista holandés ese espacio ambiguo entre la ficción y la no ficción, obsesionado por la soledad, disciplinado por la necesidad de comprender las ansiedades de lo liberado o a punto de serlo.

Fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. Fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Mi ensayo sobre Cees Nooteboom al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=17827

“Jorge Luis Borges: rompecabezas para el siglo XXI” en Revista FronteraD

Sigue siendo la literatura de Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899-Ginebra, 1986) un vehículo ideal para capturar, no sólo la vida del siglo XX, sino la del XXI. Sus cuentos celebran la capacidad de la ficción para socavarse sin perder nada de su poder. Sus ensayos logran capturar los aspectos menos definibles de nuestra experiencia. Capaz de evocar la experiencia de vivir el momento, sus escritos mantienen, al mismo tiempo, la forma fluida del esquema y la trama temporal fija. Frente a la contradicción entre el deseo de pertenencia colectiva y la lucha por el espacio individual, surge su ejemplo y complejidad.

(…)

Libro éste (Borges esencial (RAE, Penguin Random House, 2017, que incluye, entre otros, Ficciones y Otras inquisiciones) inusualmente elocuente, en el que cada oración ha sido matizada, cada observación puesta en diálogo preciso con lo que la precede, todo ello destilado en una prosa que se siente fácil de escribir y por lo tanto fácil de leer. Todo el camino, su autor conversa, animadamente, con la tradición. ¿Hemos aprendido alguna lección de las numerosas revoluciones que tuvieron lugar en el siglo XX? Tal vez sea posible volver a la literatura como un valor que no es simplemente el utilitario exigido por los organismos de financiación que tanto influyen en la educación universitaria.

Fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=17032

Borges_550

 

“Autobiografías no autorizadas. César Aira y Sylvia Townsend Warner” en Revista FronteraD 02/18

“Escribe César Aira (Coronel Pringles, Argentina, 1949) una especie de autobiografía no autorizada en serie, si tal cosa es posible, donde un personaje frustrantemente complejo oculta más que revela. Muestra así una gran cantidad de evidencia documental, en gran parte extremadamente técnica, pero hostil. La escritora Sylvia Townsend Warner (Harrow on the Hill, Middlesex, 1893), por otra parte, no aporta pruebas concluyentes de su identidad en su diario. ¿Renuente a mostrar su verdadero yo? La respuesta a esa pregunta sigue estando (lo que la hace más atractiva) fuera de nuestro alcance. Puede que incluso fuera del alcance de la propia STW.

Identidades falsas, en definitiva, en épocas anteriores a las redes sociales. Leer a Warner y Aira es iniciar ese extraño viaje, algo inquietante, hacia una vida digital que se lee como un cuento corto o un largo ensayo. En el centro de la trama, la diferencia insalvable entre lo real y lo inventado.”

Fronterad es una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Casi nueve años contra el ruido.

“Autobiografías no autorizadas. César Aira y Sylvia Townsend Warner” al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=16821

Autobiografias_550

Thanks, Slightly Foxed:

https://foxedquarterly.com/

 

Evasivo, escéptico, wildeano Antonio Rivero Taravillo

Estos poemas constituyen una colección de cartas del alma. Si hay un tema, es la alienación. Para cada una de las voces de su libro Lo que importa (Editorial Renacimiento, Sevilla, 2015), Rivero Taravillo ha concebido un lenguaje y una técnica peculiares, una biografía compleja y un contexto literario que da lugar a sutiles interrelaciones y reciprocidades. Lo que importa es un poemario al uso, pero también un cuaderno de dibujo, un dietario filosófico, un mosaico inquietante de sueños, anotaciones psicológicas, máximas, fragmentos de teoría y crítica literaria.

(…)

“Luis IX me miró fijamente y me dijo: / Empieza tú a mover la batalla. / Todas las lises de plata de su manto / avanzan por el campo” (‘Blanco’, 1961). Juan Eduardo Cirlot (Barcelona, 1916 – 1973) fue un poeta, crítico de arte, mitólogo, iconógrafo y músico español, que entendió como nadie la fascinación por la máscara, los personajes, los disfraces: “sonámbulo en la vigilia y solo con la ciudadanía de los sueños, religioso entre los surrealistas (…), reaccionario entre los izquierdistas y vanguardista entre los conservadores, extranjero en un mundo que es el mal, el cual le atrae, sin embargo, y sin encaje posible nunca sino en el conflicto”, afirma, acerca del poeta catalán, Rivero Taravillo, mientras investiga al autor del Diccionario de los ismos (1949) y sus relaciones con la Historia, las escrituras del yo y la literatura de la memoria en Cirlot. Ser y no ser de un poeta único (Fundación José Manuel Lara, 2016).

Mi ensayo “Antonio Rivero Taravillo: la ternura del sonámbulo” en Revista FronteraD, casi nueve años contra el ruido. Para leer al completo, seguir el enlace:

http://www.fronterad.com/index.php?q=16712

Antonio-Rivero_550

 

“Marcos Canteli, Benito del Pliego y Andrés Fisher: poetas del parpadeo” en FronteraD

“La lírica contemporánea pretende sacar el máximo provecho a las posibilidades ilimitadas que ofrece un verso enfrentado a la métrica ortodoxa de la academia. Una de las características más interesantes de la vida intelectual española en lo que llevamos siglo es su apertura de límites, lo que favorece la aparición de anomalías como Marcos Canteli (Bimenes, Asturias, 1974), poeta, ensayista crítico, traductor y compañero de poetas y críticos que son en sí mismos y con frecuencia anómalos en virtud de la densidad o excentricidad de sus escritos: entre otros, Benito del Pliego (Madrid, 1970) y Andrés Fisher (Washington D. C., 1963).

Los tres combaten la ironía de la suficiencia, el ego y la auto-relación, a base de lírica y pedagogía. Han trasladado al castellano la poesía de Gertrude Stein y Philip Whalen, entre otros: le han devuelto el lugar que merecen en la literatura de nuestro país; siguen los ejemplos de Ezra Pound y William Carlos Williams; para ellos, como para Robert Creely, “la forma no es más que una extensión del contenido”. Alinean, de esta forma, su arte con el de músicos y pintores como Jackson Pollock, para los que “la actividad es donde uno reside” y la obra de arte una “manifestación directa de la energía inherente a los materiales”. Una excitación compartida informa todo lo que escriben.”

 

Fronterad es una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Casi nueve años contra el ruido.

       

Mi artículo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=16005

TresPoetas_550_grises

“Berger nos invita a ver con nuestros propios ojos” en Revista FronteraD

“La escritura de John Berger trasciende las formas y su temática varía de Picasso a la pobreza mundial, de la fotografía a la difícil situación de los campesinos sin tierra. Parece, incluso en la vejez, que sigue conservado la curiosidad y la energía que impulsó a su yo más joven. Sus libros son difíciles de catalogar. Aunque nacido y criado en Inglaterra, siempre ha poseído, acorde a su espíritu cosmopolita, una sensibilidad claramente europea. Ha sido comparado con Umberto Eco o el último W. G. Sebald. “En las letras inglesas contemporáneas”, escribe la escritora y periodista Susan Sontag, “[Berger] me parece inigualable; desde D. H. Lawrence no ha habido un escritor que preste atención al mundo sensual y al mismo tiempo sea capaz de escuchar los imperativos de la conciencia”. Su obra se caracteriza por su afán educativo. Su argumentación no es agresiva: pretende instruir deleitando. La profundidad y la furia de la pasión de su pensamiento nos invita a participar, a protestar, y, sobre todo, a ver con nuestros propios ojos.”

Mi artículo sobre Berger para fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=16005

berger_550