“Berger nos invita a ver con nuestros propios ojos” en Revista FronteraD

“La escritura de John Berger trasciende las formas y su temática varía de Picasso a la pobreza mundial, de la fotografía a la difícil situación de los campesinos sin tierra. Parece, incluso en la vejez, que sigue conservado la curiosidad y la energía que impulsó a su yo más joven. Sus libros son difíciles de catalogar. Aunque nacido y criado en Inglaterra, siempre ha poseído, acorde a su espíritu cosmopolita, una sensibilidad claramente europea. Ha sido comparado con Umberto Eco o el último W. G. Sebald. “En las letras inglesas contemporáneas”, escribe la escritora y periodista Susan Sontag, “[Berger] me parece inigualable; desde D. H. Lawrence no ha habido un escritor que preste atención al mundo sensual y al mismo tiempo sea capaz de escuchar los imperativos de la conciencia”. Su obra se caracteriza por su afán educativo. Su argumentación no es agresiva: pretende instruir deleitando. La profundidad y la furia de la pasión de su pensamiento nos invita a participar, a protestar, y, sobre todo, a ver con nuestros propios ojos.”

Mi artículo sobre Berger para fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=16005

berger_550

“Giorgio Agamben: el espíritu que vive” en FronteraD

“Escribir significa contemplar la lengua, y quien no ve y ama su lengua (…) no es un escritor”.

(…)

“El filósofo del siglo XXI ha de ser un orador dotado: tumultuoso, contundente, directo y paradójico. Debe escribir como habla. Giorgio Agamben (Roma, 1942) es un pensador así: su familiaridad con los clásicos filosóficos nos deja a veces con dificultades para respirar, pero ofrece a cambio un montón de líneas de actuación en forma de anécdotas, chistes y referencias inagotables a la cultura popular. Siempre logra redimirse a sí mismo, a ojos de sus admiradores, a pesar de arremeter contra el multiculturalismo, la tolerancia, el diálogo y otras “vacas sagradas” liberales. Se ha convertido en un santón de la (pos)modernidad: un ser cuasi-divino, a fuer de radicalmente terrenal. “

(…)

Mi artículo sobre Agamben para fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=15742

agamben_550

FronteraD presenta “Santoral”: Romero Barea inédito

“Pensamiento enmarcado. Se diría que cuelga. Objeto, parte de una instalación tanto como una representación; instantánea impresa, de manera informal, aprisionada entre cuatro paredes; concepto que interpretamos a placer. Composición deliberada, manipulada para evocar el paso del tiempo, daguerrotipo, collage en flujo de concentración. Lugar fundamental, palpable. Meditación, holística, obra inacabada. Artefacto pedigrí, flujo, hábil equilibrio: árboles, cascadas o pájaros, análisis de sus detalles intrincados. Discernimos las ramas de los almendros en medio de la blancura. Los arbustos que cubren la colina caen rodando suavemente, pero es mentira: es como si hubiera sido pintado, no escrito. La oscuridad, su espiritualidad inerte. La luz, su salvación muda”.

(“Santoral”, primer fragmento).

2

Gracias al periodista, escritor, dramaturgo y poeta español Alfonso Armada, y en concreto al ilustrador Anxo Pastor, que en su sección La nube habitada, Revista Fronterad, se ocupa de mi poema “Santoral”, perteneciente a la colección inédita “Agnusdéi”.

FronteraD, revista digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo. Para leerlo al completo, seguir el enlace:

http://www.fronterad.com/?q=15569

3

“Paul Celan e Ingeborg Bachmann: la negación, el olvido” en FronteraD

A pesar de un testimonio tan desgarrador como el suyo, y pese a su meticuloso rechazo del melodrama, el Holocausto sigue siendo objeto de desprecio, cuando no de escepticismo. En estos tiempos descreídos prevalece la negación absoluta, el goteo lento de la devaluación y la disminución. Difamamos así no sólo a los que vivieron para contarlo, sino a los verdaderos testigos de la abominación, es decir, aquellos que no sobrevivieron a ella y por lo tanto no pueden hablar por sí mismos. Se ha dicho mil veces que negar el Holocausto es matar a las víctimas por segunda vez. Las palabras de Celan siguen firmes ante nuestra voluntad de negación u olvido.

(…)

La novela …Y todo lo que es misterio, que acaba de publicar la editorial Akal, supone una evocación de la relación de Celan y Bachmann, a cargo del periodista y narrador segoviano. Al igual que el poeta de ‘Todesfuge’, Sorel apuesta todos los sentidos a la noble causa del arte, para (cito textualmente de su novela) “desarrollar una locución plástica y conceptual, innovadora y trascendente, que la preserve de la deformación, anquilosamiento y manipulaciones sufridas no sólo por el peso de la historia, los dramas vividos, las catástrofes… sino también por su empobrecimiento, ritualización, su perversión burocrática y virtual, sus modos populistas, su realismo ramplón…”.

(…)

Celan es, sin duda, uno de los poetas en alemán más importantes del siglo pasado (y de todos los tiempos). También fue un escritor de brillante prosa, y Microlitos. Aforismos y textos en prosa (Trotta, colección: La dicha de enmudecer, 2015), es buena prueba de ello. Sus páginas evocan no solo las imágenes, los olores y los sonidos de una infancia en los años justo antes de la guerra, sino la frustración de los últimos días del autor.

(…)

Gracias al periodista, escritor, dramaturgo y poeta español Alfonso Armada, y en concreto a Fronterad, revista digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo, por acoger mi  artículo. Para leerlo al completo, seguir el enlace:

http://www.fronterad.com/?q=15500

celan_bachmann_550

“Octavio Paz: explicar y consolar” en FronteraD

El mítico trazado de la obra de Octavio Paz (México, 1914–1998) no excluye lo privado; sus ascéticas composiciones no evitan lo humano: la vida, la enfermedad, la muerte, el humor. Mi primer contacto con su poesía fue la lectura (en voz alta) del poema ‘Piedra de sol’. Aún recuerdo el impacto en la lengua de su lenguaje visionario, de marcada influencia surrealista, una poesía que es “una mirada que sostiene en vilo/ al mundo con sus mares y sus montes,/ cuerpo de luz filtrada por un ágata/ piernas de luz, vientre de luz, bahías/ roca solar, cuerpo color de nube”. Leí el largo poema fascinado por aquella mezcla de onirismo y búsqueda intencionada de inmortalidad: “sólo un instante mientras las ciudades,/ los nombres, los sabores, lo vivido, /se desmoronan en mi frente ciega, /mientras la pesadumbre de la noche/ mi pensamiento humilla y mi esqueleto”.

Mi artículo sobre Paz para fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. La actualizamos todos los jueves, aunque siempre hay algún blog que cambia cada día. Se escribe en español, pero no se define como española. fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura:

http://www.fronterad.com/?q=15404

cub_obra-poetica_octavio-paz

“Carmen Pardo: la mirada bífida”en FronteraD

The rest is silence: lo demás es silencio. O también “descansar es callar”. Y viceversa. Cuando Hamlet dice lo anterior, quiere decir, entre otras cosas, que está dispuesto a morir. A enmudecer. Sabe que sus últimas palabras se desvanecerán en esa música inaudita. Porque la muerte es, sobre todo, callada. Nos condena al silencio. Por eso el locuaz Hamlet la teme. Pero la vida es ruidosa y la escucha, parafraseando el título de la ensayista y traductora catalana Carmen Pardo, oblicua.

(…)

La escucha oblicua y En el silencio de la cultura, ambos editados por Sexto Piso, constituyen una relación exhaustiva de los logros y fracasos de una época necesariamente polifónica. Son libros tanto para curiosos como para incondicionales. En ellos, su autora despliega un talento poco común para traducir los sonidos en palabras. Sus metáforas superan el abismo entre las dos artes. Al trazar la trayectoria de la música y la cultura experimental del pasado siglo, Pardo ha escrito, además, una especie de historia impresionista, secreta, de ese tiempo tumultuoso.

La revista digital FronteraD cuenta con un equipo de profesionales «insatisfechos con la oferta informativa actual» y un contenido dividido en cinco grandes secciones. «Brújula» es la sección dedicada a la agenda cultural internacional, mientras que «acordeón» está dedicada a reportajes en profundidad y el periodismo de precisión en los que se abordan diferentes asuntos de actualidad. La información científica y tecnológica encuentra su espacio en «universo elegante»; «sociedad del espectáculo» es el apartado dedicado a la crítica y el ensayo sobre el arte, la cultura y el pensamiento, y «arpa» es una sección que recoge relatos, cómics y videojuegos.

Gracias a FronteraD, que en su entrega del 13 octubre, se ocupa de mi ensayo sobre Carmen Pardo:

http://www.fronterad.com/?q=15131

carmen-pardo2_550

“Julio Cortázar: los muertos nunca mueren” en Revista FronteraD

En las últimas décadas, la fama del escritor argentino Julio Cortázar parece haber cedido algo de terreno frente a la de su paisano y coetáneo Jorge Luis Borges. Tal vez porque al lector común le gusta lo políticamente correcto.

(…)

De ahí la pertinencia de su más reciente biografía, Julio Cortázar (Edhasa, 2015), que consigue lo que se propone: establecer las conexiones entre los textos y los incidentes en la vida del artista que los inspiraron. Incluso a costa de incluir detalles poco favorecedores.

Su autor, Miguel Dalmau (Barcelona, 1957), sin plegarse a las prohibiciones inherentes a cualquier estudio biográfico políticamente correcto, es decir, revelando intimidades familiares cuando es necesario.

(…)

Lo que aflora en Autonautas de la cosmopista es una narrativa de corte sterniano, donde prima la exploración del lado oculto de la autopista y el relato de viajes llevado a sus límites; una suerte de Tristram Shandy plagado de referencias observaciones y especulaciones pseudo-científicas. O eso, al menos, sugiere la ensayista inglesa Sarah Bakewell, autora de Cómo vivir. Una vida con Montaigne (Ariel, 2011), en su veredicto sobre el libro de la pareja de escritores, en el número de primavera de 2016 de la revista británica Slightly Foxed.

(…)

Mi artículo extenso sobre el genial cronopio para”FronteraD”, “una revista digital que «que combina la tradición de las grandes revistas en papel y los elementos más innovadores de internet».

Esta web pretende romper con la dinámica de la actualización continua y, en ocasiones, superficial, de los medios digitales tradicionales y se presenta como un sitio destinado a hacer un «periodismo de verdad, riguroso y apasionado, con una escritura y unas imágenes que alimenten la curiosidad de los lectores».

http://www.fronterad.com/?q=14903

Julio Cortazar_Miguel Dalmau.jpg

Slightly Foxed_49