“Vicente Núñez: el viento no me traerá sus ojos”

«Recurro a textos, corro, abro/ los consultorios del cristal. En vano./ No llegan. Nadie/ me los devuelve» (XIX).

“I turn to texts, I run, I consult/ crystal balls. In vain./ They don’t turn up. No one/ returns them to me”.

«Si pronuncio,/ proclamo el mundo y sus bosques,/ me ciño a lo que sin quererme, sostengo» (XL).

“If I speak,/ I proclaim the world and its forests,/ and confine myself to sustain/ what cares not for me”.

«El viento, en esta/ nubosa y lenta tarde de noviembre,/ no me traerá sus ojos» (XI).

“The wind/ on this most cloudy and slow November afternoon/ won’t bring me back his eyes”.

Los traductores Sue Burke y Christian Law han creado un espacio que nos permite captar las incesantes contradicciones del cordobés Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, 1926-2002), No tratéis de entenderlo del todo, nos recuerdan: al fin y al cabo, comprender es vivir, día a día, experiencia tras experiencia.  Los ejemplos de la antología Canción antigua (y su traducción al inglés, An Old Song; Diputación de Córdoba, Fundación Vicente Núñez, 2018) están bien escogidos. Uno a veces tiene la sensación de que todas las composiciones son parte de una única composición, un largo monólogo que uno podría seguir escuchando hasta el infinito.

Revista El Cuaderno: literatura, arte, cine, teatro, música, vida.

Vicente Núñez: el viento no me traerá sus ojos

Portada Antología inglesa VN

Anuncios

Gerald Stern en Revista Pliegos de rebotica

“Lucky there is an ocean to come to.
Lucky you can judge yourself in this water.
Lucky you can be purified over and over again.
Lucky there is the same cleanliness for everyone.
Lucky life is like that. Lucky life. Oh lucky life.
Oh lucky lucky life. Lucky life.”

(…)
“Por suerte hay un océano al que volver.
Por suerte te puedes juzgar en este agua.
Por suerte te puedes purificar una y otra vez.
Por suerte existe la misma limpieza para todos.
La vida afortunada es así. La vida afortunada. Oh vida afortunada.
Oh vida afortunada, muy afortunada. Vida afortunada.”

“Estos versos pertenecen a Lucky life, el libro con el que Gerald Stern empezó a ser reconocido tras su publicación en los años setenta en Boston. Debemos a Vaso Roto esta cuidada edición bilingüe,vertida al castellano por José de María Romero. Stern, escritor norteamericano nacido en Pittsburgh en 1925 tiene ahora 92 años y continúa escribiendo.Ha sido calificado como el poeta de la transformación que él define como método para abordar la complejidad de la historia y que personalmente le sirve además para experimentarse a sí mismo como si fuera otro y adquirir una conciencia más amplia.”

Un honor y un placer que la revista madrileña en papel Pliegos de rebotica, de la Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes, se ocupe de mi traducción de Esta vez un recorrido por lo mejor de la creación de Gerald Stern, poeta nacido en Pittsburgh, Pensilvania (EE.UU.) en 1925, autor de quince libros de poesía, entre ellos This Time: New and Selected Poems, ganador del Premio Nacional de Literatura en 1998 y la colección de ensayos de carácter autobiográfico titulada What I Can’t Bear Losing: Notes From a Life (2004).

Reseña al completo aquí:

Libros 131[2]

Esta vez cubierta