Agnusdéi: diccionario roto, biblioteca rescatada de Alejandría, sinfonía cruzada

«El tiempo no tiene ni idea de la historia que va a contar hasta que empieza a disponer las imágenes. Se diría que solo lo hace por disponerlas. Que es a medida que las dispone que aparece el sentido de lo que cuenta. […] y la historia siempre se desarrolla de forma aleatoria» (“Santoral”).

(…)

“No es fácil enfrentarse a este sacrificio del cordero, especialmente en las salmodias iniciales que más parecen un diccionario roto, la biblioteca rescatada de Alejandría, una sinfonía cruzada, un culto a los dioses antiguos cuyo lenguaje no conoce los signos de puntuación y que se vierten en extensas letanías como oraciones que no esperan respuesta, pues la respuesta es eso: lo «endiabladamente preciso del título que no tiene sentido», que nos explica qué es poesía, que nos la da a probar para que, siguiendo las pistas, leamos, cada vez, de un modo distinto, recompongamos, cada vez, el libro sagrado y humano y sin límites con una sola y sabia instrucción: abrir los ojos, pararse, detenerse, con los sentidos en flor, para experimentar físicamente la observación. Comprender que «Mirar es ver de nuevo el mundo».”

Gracias a la crítica y escritora sevillana Elena Marqués Núñez, que, en su bitácora personal “Desde mi ventana”, se ocupa mi más reciente poemario, Agnusdéi (colección de poesía raro Pegaso, Ediciones en Huida, 2018), recién editado.

Aquí, al completo:

https://www.desde-mi-ventana.es/news/agnusdei-o-como-conciliar-lengua-y-mundo/?fbclid=IwAR1BjUi8mG-NvaI5pjXAbdOrpMCpdXvdBImyrtjgLFZo6H3wWZ0msUDljT0

Agnusdei_RomeroBarea_PORTADA

Anuncios

“Calcomanías”: Porque la memoria no da resuello

“Catalogar lo que nos traemos entre manos como novela puede ser un error. Conformémonos con decir que se trata, por fin, de Literatura. O Arte, pues no solo hay palabras en el texto y a veces es más importante lo que se calla. Que «La escritura es una forma de ser y existir» («Escribo: soy, estoy», reincide en «Paréntesis») algunos lo tenemos claro. Que es un «Camino» (como el poema de Poli en «Zona de arribo», «algo definitivo a lo que asirse») y que su compañía nos ayuda a hacernos corto el viaje. También que escribir no es sino reescribir (no necesariamente el Tractatus de Wittgenstein), que «la vida deja rastro» (¿este libro?), y «Sumergirse en él (en el relato) es un fluir y un transformarse».

De esta lectura nadie puede salir incólume.”

Reseña la escritora, crítica y amiga Elena Marqués Núñez mi más reciente novela “Calcomanías” (Ediciones Alfar, 2018) para la revista digital El Placer de la Lectura, una comunidad de +2 millones de #lectores. Un espacio para descubrir, hablar de #libros y ampliar la #biblioteca.

Un placer, Elena. Sigan leyendo aquí:

http://elplacerdelalectura.com/2018/07/resena-de-calcomanias-de-jose-de-maria-barea.html

Portada Calco