Eduardo Lago: ciudad de multitudes, la más solitaria de las ciudades

“Vivir en Estados Unidos en el nuevo milenio no es estúpido o trillado o sentimental; la emoción y la espiritualidad son cosas que hay que alcanzar en la escritura realizando un enorme esfuerzo” (“Una conversación inédita con David Foster Wallace”).

Leer la colección de ensayos Walt Whitman ya no vive aquí (Sexto Piso, 2018) nos permite abordar la naturaleza de una paradoja: cómo ordenar nuestros sentimientos en el desorden de la experiencia, cómo llegar a la libertad a través del camino hiperconsciente de la instrucción. El escritor y traductor Eduardo Lago (Madrid, 1954) se ocupa de toda una tradición, la estadounidense, de una ficción posmoderna, “(…) consciente de sí misma en cuanto que ficción (…) al mismo tipo que cuenta espléndidamente historias que nos hablan de la vida, no sólo del arte de contar historias” (“Una conversación con John Barth”).

“Manhattan es la ciudad de las historias, contadas a veces sólo con imágenes, historias de personas y edificios, historias de silencio y soledad (…) la ciudad de las multitudes es también (…) la más solitaria de las ciudades” (“Delirios de Nueva York”).

El Placer de la Lectura, comunidad virtual de +2 millones de . Un espacio para descubrir, hablar de  y ampliar la . Es un gran placer, sigan leyendo.

http://elplacerdelalectura.com/2019/01/resena-de-aqui-ya-no-vive-walt-whitman-de-eduardo-lago.html

walt-whitman-vive-aqui-a0246a4e-5432-4cc4-877c-043d7c5e2209

Anuncios

Santo, cínico, suicida John Barth en Revista Sonograma #039

“A través de una trama tortuosa y mezquina, disputas, alejamientos y reconciliaciones se reconfiguran en nuevos patrones. Los métodos de control de la narrativa se basan en el equilibrio constante, la dispersión caprichosa y la retención de favores y recompensas, cuando no el repentino castigo, sin duda inmerecido. Llegados al capítulo que da título a la novela La ópera flotante (1957) descubrimos que sus fines son oscuros, o tan claros como la búsqueda de significado: “Darse cuenta de que al final nada tiene sentido es abrumador: pero si uno no va más lejos y se convierte en un santo, en un cínico o en un suicida por una cuestión de principios, es que no ha llegado al final de su razonamiento. La verdad es que nada tiene importancia, incluida esta verdad. La pregunta de Hamlet carece por completo de sentido

Leemos, a su vez, la novela El final del camino (1958) en un estado de fascinación horrorizada: asistimos a la transgresión del odio con indicios de una inversión enloquecida: “Cuando uno se enfrenta a una miríada tal de elecciones deseables, ninguna de ellas resulta satisfactoria durante mucho tiempo en comparación con la suma del atractivo que representan todas las demás juntas”. Las grandes pasiones no son nada si no son legibles, parece decirnos el crítico literario y profesor universitario estadounidense John Barth (Cambridge, Maryland, 1930). La prosa del autor de El plantador de tabaco (1960) nos previene contra nuestra tendencia a buscar equivalencias entre lo real y lo representado. Abundan ambas novelas, publicadas por Sexto Piso en 2017, traducidas por Mariano Peyrou (1971), en indirectas, burlonas y frugales acusaciones junto a anécdotas recurrentes”.

Sonograma Magazine és una revista de pensament musical i difusió cultural en línia:

http://sonograma.org/art/la-opera-flotante-el-final-del-camino/

La ópera flotante_alta