Vicente Núñez y la extensión de la mesura en Revista Quimera mes de octubre

“Memoria incompleta, lúdica meta-ficción donde se suceden las tomas del pasado, las proyecciones de un deseo que no deforma ni revela: “Sólo dos enfermos insalvables pueden ser capaces de amarse”. La realidad aquí no es tanto el relato de un narrador poco fiable como una serie en armonización donde se enfrentan los testimonios: “Lo sustancial no configura el espacio”. Leer las citas del pensador y poeta Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, Córdoba, 1926 – 2002) e ir de ellas a las imágenes del fotógrafo José Antonio Robés (León, 1964), supone asumir que el verdadero poder reside en lo invisible. Al cabo, la búsqueda de una realidad más allá de lo cotidiano, ¿no impregna nuestra fascinación por lo que no podemos ver?”

La antología gráfica La realidad invisible (Fundación Vicente Núñez, Calambur, Diputación de Córdoba, 2016) recuerda muchos de los tropos típicos del autor de Ocaso en Poley (1982). Mi reseña del libro para Revista Quimera, publicación en papel  de análisis literario, fundada en 1980, de periodicidad mensual.

http://tienda.revistaquimera.com/home/2970-revista-num-406-octubre-2017.html

Portada VN, la realidad invisible

Anuncios

“Soy la lectura de un verso, tan falso como la muerte”: Vicente Núñez en Revista Círculo de Poesía

“(…) Palabra de la mortaja/ que ni vino y que ni vuelve./ Abro rosas, cierro libros/ y el perfume siempre miente./ Soy la lectura de un verso,/ tan falso como la muerte.”

(“MEDITACIÓN EN VIANA”)

Interesante muestra de la poesía de nuestro añorado Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, Córdoba, España, 1929-2002) en la mexicana Círculo de Poesía. Revista electrónica de literatura a cargo de Alí Calderón y Mario Bojórquez.

Integrante del grupo poético Cántico y de la revista del mismo nombre, Núñez obtuvo el Premio de la Crítica en 1982 por su libro Ocaso en Poley. Autor de una extensa producción poética de acento elegíaco y tono intimista, está considerado como uno de los poetas andaluces más destacados de la segunda mitad del siglo XX. Su poesía, refiere Miguel Casado, dibuja un mundo estrictamente personal, inconfundible, nutrido tanto por el exigente deseo de ruptura que distingue al poeta moderno como por una fecunda raíz en la tradición clásica. Entre sus poemarios cabe mencionar: Elegía a un amigo muerto (1954), Los días terrestres (1957), Poemas ancestrales (1980), el mencionado Ocaso en Poley (1982), Cinco epístolas a los ipagrenses (1984), Teselas para un mosaico (1985), Himnos y textos (1989) y Sofisma (1994), Plaza octogonal: poesía reunida 1951-2002. (2008) y Poesía y sofismas I y II (2008 y 2009). Es además autor, entre otros, de los libros de ensayo: Teoría del acto (1989), Poesía y muerte (1990), En torno a Emilio Prados (2000) y El suicidio de las literaturas (2003).

Para leer la selección al completo, seguir el enlace:

http://circulodepoesia.com/2017/07/poesia-espanola-vicente-nunez/

VN en Plaza Octogonal

“Marta Agudo: el ímpetu irreverente de la espina” en Revista Letralia

“Los versos de la doctora en filología, crítica y traductora Marta Agudo (Madrid, 1971) pueden ser extensos y comprimidos, ásperos y refinados, metafísicos y crudos, coloquiales y grandilocuentes, sutiles y deslenguados. Huecos de conocimiento esotérico conducen a composiciones impregnadas de cultura pop, destellos filosóficos, política, teología, economía: “nacer y fin arrancan / de este hígado corrupto, del cerebelo dañado / y de unos pies que se yerguen con la sangre / de todo cuanto fui”. En sus manos, delicados poemas de desamor suenan tan vagamente contemporáneos como extrañamente isabelinos, en su compresión maniaca: “La traición o esa última nada”.

Asistimos al poderoso diario poético de una aflicción, que avanza, inexorable.

Recrea Historial (Calambur, 2017) el mundo de los rituales, las fetichizadas curas de reposo, las metáforas de una pasión sin cura; rivalidades y coqueteos con la salud; la muerte de fondo, su presentimiento sublime y a la vez siniestro.”

Gracias a Jorge Gómez Jiménez, director de la revista venezolana Letralia, Tierra de Letras, la revista de los escritores de habla hispana. Editada desde 1996, se ocupa de mi reseña del poemario de Marta Agudo.

Al completo aquí:

https://letralia.com/lecturas/2017/07/22/marta-agudo-el-impetu-irreverente-de-la-espina/

Historial_Cubierta_01 2

“María Negroni: deletérea disposición de avanzar” en El Placer de la Lectura

“En los poemas de Exilium (Vaso Roto, 2016) la escritora, poeta, ensayista y traductora María Negroni (Rosario (Argentina), 1951) se dedica a extraer juegos de palabras de su experiencia vital: “tinieblas lúcidas/ (…) militancia/ a favor de las cicatrices”. Sus composiciones son menos apotegmas que bocetos surrealistas, enunciados con el ritmo entrecortado de un anuncio televisivo; el colapso de las literaturas, a veces, cabe en dos versos: “Noche fundamental/ que se escribe sola”.

Una forma cada vez más expansiva permea un conjunto a golpes de imaginería: líneas compactas desembocan en tensas estrofas que privilegian lo efervescente, lo sincopado, el eco interno a la rima: “Muchos pájaros/ para tan poca/ emoción desabrigada”. Un romanticismo melancólico se hace eco de Rilke y Mallarmé, así como de las posteriores generaciones de expresionistas: Paul Celan, los poemas simbolistas de Mandelstam, poetas como Emily Dickinson o Edgard Allan Poe.”

(…)

Gracias a la publicación digital El Placer de la Lectura, una comunidad de +2 millones de #lectores. Un espacio para descubrir, hablar de #libros y ampliar la #biblioteca. Es un gran placer, sigan leyendo.

http://www.elplacerdelalectura.com/blog/resena/exilium

Maria Negroni Exilium CUBIERTA

“Kenneth Koch: este momento minuto/ Extraordinario” en Le Monde de junio

“Dejarse llevar por el instante parece crucial a su poética (“En completo silencio montañoso/ No hay modo de llegar ahí arriba, ni forma de quedarse”; “Montaña”); impulsa “cierto tipo de entusiasmo” (“A la pintura abstracta”), una inspiración que hace que el estilo fluctúe y se adapte a las distintas fases de lo sentimental. Podría decirse que el poeta y escritor estadounidense Kenneth Koch (Cincinnati, Ohio, 1925 – Nueva York, 2002) es, literalmente, un escritor ocasional, ya que lo que escribe responde a los acontecimientos y las personas de su alrededor de forma inmediata (de hecho, muchos de los poemas de la antología Perros ladrando en la nieve (Kriller71ediciones, 2016; prólogo de Jordi Doce) han sido escritos para su amplio círculo de amigos). Diríase que, en su mejor poesía, Koch privilegia la naturaleza precisa de lo espontáneo, “memoria que, si detenida, puede ser renovada” (“Al conducir”).

Grafomanía que se deleita en el divertimento, la del norteamericano, al igual que la del resto de integrantes de la Escuela de Nueva York a la que pertenece,  es una obra aparentemente caótica (“¿No hay nada nuevo que sea sagrado?”; “El sacramento…”), sin duda energética (“Siéntete bien/ Luego vete”; “Estética…”); podría tildarse de dadaísta si no fuera, en realidad, expresionista abstracta (“Puede ser importante/ Haber esperado al menos un momento para ver lo que ya estaba allí”; “Un tren”); canción embriagada y embriagadora (“¿no podría yo/ Puedo encontrar este momento minuto/ Extraordinario?”; “Destino”), con una despreocupación violenta, que blande lo vulgar para abrirse paso a través de una dicción sin restricción.”

Le Monde Diplomatique nace en mayo 1954, dirigida, en un principio, a los círculos diplomáticos. En la actualidad, Le Monde Diplomatique se puede leer en 25 idiomas y cuenta con 46 ediciones en papel, con una tirada que supera los 2,4 millones de ejemplares mensuales, siendo un ejemplo de periodismo independiente con una amplia presencia internacional.

Le Monde Diplomatique was born in May 1954 addressing –initially– a diplomatic audience. Nowadays, it can be read in 25 languages and has 46 paper editions; the number of copies printed monthly exceeds 2,4 million. It is an example of independent journalism with a wide international presence.

Mi reseña del poemario de Kenneth Koch en Le Monde diplomatique en español, mes de junio. Con Sílvia Galup y Aníbal Crístobo.

Perros en la nieve_Le Monde_junio_17Portada Le Monde_junio_2017

“Jordi Doce: una literatura de convicción” en El Cuaderno digital

“Uno de los más activos manifestantes contra la guerra, Jordi Doce ha demostrado, en antologías y ensayos y entrevistas, escribir una literatura altamente politizada; es decir, una poesía sin una sola declaración política, sin un solo pronunciamiento bélico, pero llena de conocimiento de ambas. Porque Doce no ha participado, que yo sepa, en ninguna guerra, ni pertenece a partido político alguno, pero conoce esas experiencias, de esa forma en que un sabio conoce las cosas. Las sabe, le han sido reveladas, son axiomáticas a su trabajo.

Sus formas son las convencionales de la protesta, pero su contenido no es lo que la lírica puede llegar a conocer, sino la oposición al lugar común. La dignidad que muestra a favor de los desfavorecidos se vuelve cada vez más coercitiva, devastando sus libros para seguir viva en página tras página de crítica implacable, a través de una obra que, sin perder intensidad, habla de nuestros asuntos en un lenguaje que todos podemos entender. La ferocidad de su asalto se cumple en una literatura de convicción, de compromiso significativo, que jamás aleja al autor de su afán de búsqueda.”

Enhorabuena al escritor Jaime Priede y en su nombre a El Cuaderno, revista digital de cultura que se ocupa de mi visita panorámica a la trayectoria del escritor Jordi Doce (Asturias, 1967) que acaba de ganar la primera edición del Premio Nacional Meléndez Valdés de Poesía con su libro “No estábamos allí”, publicado este otoño bajo el sello de la editorial valenciana Pre-Textos.

Creada en 2011 como publicación en papel (hasta diciembre de 2016), El Cuaderno da cobertura a un amplio abanico de propuestas culturales (literatura, pensamiento, géneros de no ficción, artes plásticas, fotografía, música, cine, teatro, cómic), tanto del ámbito hispánico como de otras culturas.

Mi artículo al completo aquí:

No estábamos allí

C-LGAWPVoAACzrw

Primer poema de #EuropaAplaude

«Harto de Europa/ sus leyes reglamentos parapetos sus/ estupefacientes armas explosivos su/ registro de viajeros en/ hoteles paredes políticas sus condiciones sus/ contradicciones sus vallas seres/ humanos plantas siglos de historia/ su civilización/ que empieza y culmina en un libro/ (la cita no es mía)// Quizás otro continente/ puede que América o África/ Otro lugar donde no ser nada/ no hacer nada/ no escribir /estar quieto/ bajo el sol/ animado por el trasiego/ de los animales de carga».

«De ahí el carácter total que, pese a su extensión, tiene Europa aplaude, su naturaleza en cierto modo enciclopédica, abarcadora, aunque igualmente escueta en la expresión. De ahí, también, el intento de comprender un mundo injusto, su referencia al drama del ser humano, la desgracia de los refugiados y su choque, vital, con una Europa burocratizada». Juan Andrés García Román.

«Escrito en un lenguaje que no da al lector ni un respiro por un instante, las piezas en fuga de Europa aplaude recuerdan la densidad semántica y boscosa de la escritura automática». Miseria y esplendor del espíritu ilustrado, de Leonor María Martínez Serrano en Literal Magazine.

«Con Europa aplaude, José de María Romero Barea consigue construir un gran poema documental sobre nuestro tiempo, el poema extenso de un continente que ha malogrado sus valores ilustrados de igualdad y fraternidad ante la visión del poeta». Daniel García Florindo.

https://www.edicionesparalelo.com/europa-aplaude/

Modelo-lámina