Raúl Ruiz en los territorios del crepúsculo

Publicada originalmente en francés, se vierte al castellano la novela El espíritu de la escalera (Ediciones Universidad Diego Portales, 2016), una narración que abarca generaciones enteras de escritores, científicos y pintores de los siglos XVIII y XIX (Nerval, Gautier, Saint-Hilaire o Camille Flers, entre otros) y se ocupa de temas como la oportunidad, la identidad, la manipulación, la personalidad múltiple, motivos que se repiten en la filmografía de su autor y que aluden a la obra de Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez (dos escritores latinoamericanos que éste admiró en vida). Como Italo Calvino, está fascinado por el acto mismo de narrar, algo que evoca a figuras como Dickens, Balzac, Hugo y Dumas, con un toque posmoderno.

“Me ocurre a menudo que me siento solo en el mundo. Aun ahora, después de todos estos años de errancia en los territorios del crepúsculo”. El espíritu es un calidoscopio que novela la vida de su hacedor y sus percepciones de la memoria, el amor, los celos y la ambición. Raúl Ruiz (Puerto Montt, Chile, 1941 – París, Francia, 2011) dirigió más de 100 películas. Abandonó su Chile natal tras el golpe de Pinochet en 1973 y se instaló en Francia. “Me pierdo en esta palabrería que amuebla la ultratumba. Esta ultratumba, claro. Porque hay otras. Aún no las he afrontado, pero siento su presencia”. Ruiz revisó el manuscrito poco antes de morir. Es decir, el libro se escribe casi desde el más allá. El escritor narra su vida, pero no es una autobiografía, sino la vida de un fantasma, uno más en este libro, diálogo de espectros, con un elemento adicional oculto: el críptico mensaje que tiene que ser descifrado.

Mi reseña en Sonograma Magazine “un petit refugi per les ànimes sensibles i inquietes”:

http://sonograma.org/art/el-espiritu-de-la-escalera/

espiritu-de-la-escalera-portada

Anuncios

“Mitze Katze” entre los mejores libros independientes de 2016

“Novela inclasificable de narrativa arriesgada. Avisamos: se trata de un texto muy recomendable, pero solo para lectores exigentes que busquen que les pongan a prueba”.

Libros Prohibidos, web cuyo objetivo principal es “hablar de libros, pero hacerlo de una forma alternativa, con el fin de lograr una aproximación distinta entre el autor y el lector”, acaba de elegir mi novela “Mitze Katze” (Amargord, 2016) como uno de los mejores libros independientes publicados en los últimos doce meses:

http://www.libros-prohibidos.com/los-mejores-libros-independientes-de-2016/

“Esto no es una obra de entretenimiento, no es un lugar amable. Mitze Katze adopta la apariencia de laberinto, pero es más bien una habitación cerrada con llave, una que hace tiempo no visitamos.  No es una historia, no es un poema, tampoco es una crónica, ni un ensayo, ni un diario. No es una novela de personajes sino de espejos (…) tampoco sé muy bien cómo calificarla, ni falta que hace; porque ahí estriba su primera virtud: su extrañeza que se resiste a las etiquetas y a esa necesidad-manía tan humana de encajonarlo todo para comprenderlo. Olvídense de la red cuando se adentren en las líneas de este relato que ha construido Romero Barea”.

Gracias a Libros Prohibidos por su lectura sin prejuicios de mi obra y en concreto a Víctor L. Briones, por haber analizado libremente esta novela difícil. Poeta, corrector, lector infatigable y reseñista, lo encontraréis en su blog “Acercamientos”.

Ejemplares Mitze Katze_III

Slightly Foxed 51 y Charlotte Mew: anhelos amargos, dulces anhelos

“¿Su sueño? El mío: la luna, la madera que ve; toda mi vida odiaré a los árboles” (“The Fête”).

En la biografía Charlotte Mew y sus amigos, la magia de la también poeta y novelista Penélope Fitzgerald desafía el mero análisis. Cuanto más se adentra en la figura de la malograda poeta de Bloomsbury, más difícil se nos hace alcanzar su misterio. Su libro sigue siendo una miniatura brillante, un libro corto escrito con una sensibilidad astuta, que de alguna manera comprende todo un mundo. O eso sugiere la novelista británica Sue Gee (1947), en el número 51, de otoño, de la revista londinense Slightly Foxed, donde escribe con pasión sobre ambas escritoras, Fitzgerald y Mew.

Gracias a Mundiario, periódico global de análisis y opinión y enhorabuena a Slightly Foxed. Mi reseña al completo en el siguiente enlace:

http://www.mundiario.com/articulo/sociedad/charlotte-mew-anhelos-amargos-dulces-anhelos/20161220202101074653.html

Each issue of Slightly Foxed contains around 16 essays on books and authors and encompasses a wide variety of genres. Open a copy at random, turn to the bibliography three pages from the back, and there you’ll find an eclectic mix of titles, old and new ‒ novels, travel, memoirs, history, poetry, children’s books, letters, cookery, the countryside and even dictionaries and quirky instruction manuals alongside articles on subjects such as bookplates, editing, blurb-writing or tributes to favourite bookshops. This diverse range makes it the perfect companion for the curious and adventurous reader.

51

“Jordi Doce: un viajero regresa a casa” en Le Monde de diciembre

En su más reciente libro de versos, No estábamos allí (Pre-Textos, 2016), el asturiano Jordi Doce (Gijón, 1967) atrapa un tema, sea la búsqueda, el tiempo que pasa o se pierde, y lo entrega a las autoridades irónicas del idioma, para que den buena cuenta. “Estaciones” registra sus afectos a través de palabras comunes escrupulosamente escogidas, como “el frío seco que da en hueso/ cuando abres la puerta y no es nadie”. La banda sonora de “Una ciudad en el norte” reconoce fragmentos, “terquedad, zigzagueos”, imputa voces en sordina. Interrupciones y malentendidos se insinúan “En el fondo del bosque”, donde “las palabras no pesan”. “Monósticos” son palabras, frases y oraciones que se dividen, a su vez, como células madre. La impaciencia del poeta se empeña en “seguir el curso de las cicatrices”. El torno es recordatorio de que la poesía no es del todo una llamada, sino una invitación a levantar objetos pesados: “Así empiezan los cuentos: un viajero regresa a casa”.

Le Monde Diplomatique nace en mayo 1954, dirigida, en un principio, a los círculos diplomáticos. En la actualidad, Le Monde Diplomatique se puede leer en 25 idiomas y cuenta con 46 ediciones en papel, con una tirada que supera los 2,4 millones de ejemplares mensuales, siendo un ejemplo de periodismo independiente con una amplia presencia internacional.

http://www.monde-diplomatique.es/

En su número de diciembre de 2016, se ocupa de mi reseña del libro de Jordi Doce.

jordi-doce_le-monde_diciembre_2016

“Aitor Francos: la resolución de ser feliz”: Quimera diciembre 2016

“Escribo/ para apoyar el cuerpo en la pared de la muerte” (“Voyage…”, III). La nada a la que alude la poesía de Aitor Francos (Bilbao, 1986), supone, en realidad, la posibilidad del todo: cada poema, cada reflexión, cada evento están contenidos en su biblioteca personal, la receptora última de todos los libros. Lo que Francos ofrece a sus lectores en su poemario Las dimensiones del teatro (La Isla de Siltolá, 2015) no es una reflexión, sino toda una filosofía; un manual de vida parecida a la natación: hay que seguir el hilo “que es solo vida si se acerca al agua” (“Los nadadores…”, II).”

Quimera es una revista española de análisis literario, fundada en 1980, de periodicidad mensual y en papel. En su número de diciembre, se ocupa de mi reseña (de la que reproducimos el primer párrafo) del libro de Aitor Francos.

http://www.revistaquimera.com/

“La cuarta persona del plural” en Sonograma Magazine

Experimentar o seguir la corriente es un impulso común a Diego Doncel y Álvaro García. El experimentalismo no ahoga, sin embargo, el realismo. Piénsese en Jordi Doce; en Eduardo García; en Antonio Méndez Rubio. Vicente Valero permanece fiel a las topologías de la lengua y la identidad. Jorge Riechmann dibuja viñetas de humor negro. Pablo García Casado perfora con observaciones descarnadas. Asombra la austera belleza de Jesús Aguado. Eduardo Moga retrata la conciencia humana entre el impulso animal y la aspiración divina. Julieta Valero indaga en la extrañeza de nuestras costumbres. Juan Andrés García Román satisface su garbo ventrílocuo. Agustín Fernández Mallo satiriza con su poética del ensimismamiento. Ada Salas se niega al exceso. Una aguda conciencia del paso del tiempo informa a José Luis Rey. El humor no está atenuado en el discurso de Esperanza López Parada. Sandra Santana denuncia la percepción y su engaño. La decadencia y el renacimiento de José Ángel Cilleruelo son tan etéreos como domésticos. María Do Cebreiro abarca mundos perdidos. Mariano Peyrou es fiel al arte de la observación. Cuestionan las interpretaciones públicas Rikardo Arregui y Melcion Mateu.

Los poetas se convierten en “La cuarta persona del plural” (Vaso Roto, 2016). De la misma forma que usamos el ritmo y el patrón para dar forma a una composición, el escritor y Doctor en Literatura Española Contemporánea Vicente Luis Mora (Córdoba, España, 1970), reinventa la antología como una forma de secuenciación. En el diseño y el contenido, el libro se lee, ve y suena como un largo poema.

Gràcies per tot, Sonograma Magazine, una revista de pensament musical i difusió cultural en línia en V.O., d’accés obert. Sonograma Magazine aposta per la qualitat del contingut, per la utilització de les noves tecnologies i per la creació d’un espai de cooperació cultural amb altres països. La revista es publica trimestralment: gener, abril, juny i octubre.

Para leer la reseña al completo, seguir el siguiente enlace:

La cuarta persona del plural

la-cuarta-persona_vicente-luis-mora

 

“Los viajes de Gulliver”en Slightly Foxed 50

Extraño que aquella fábula inquietante sobre el poder, la corrupción y la mentira, fuera un éxito de ventas inmediato cuando se publicó y fuera traducida, a continuación, a innumerables idiomas. Curioso que, desde entonces, se hicieran películas sobre ella, se adaptara para el teatro y el musical, e incluso se expurgara hasta convertirla en un inocente clásico infantil, gracias al cual todo el mundo tiene la impresión de haberla leído. Nada más lejos, denuncia el escritor y periodista británico Robin Blake, en el número 50, de junio de 2016, de la revista literaria londinense Slightly Foxed.

Sugiere el autor de A Dark Anatomy (2011) que la intención inicial de Jonathan Swift no fue escribir un cuento para niños, sino una sátira despiadada en la que el mal triunfa sobre la esperanza. Escrita hace casi 300 años por un sacerdote enojado, la novela Los viajes de Gulliver nunca ha sido descatalogada: pertenece a la iconografía de la cultura occidental como ninguna otra. Una comedia política inolvidable, Gulliver es una meditación existencialista, un thriller sombrío sobre un extraño atrapado entre dos mundos.

El Placer de la Lectura es la mayor comunidad de lectores online en español. Un espacio para descubrir nuevas lecturas, compartirlas con otros lectores y recomendarlas a la comunidad. “Es un gran placer. Sigan leyendo”

http://www.elplacerdelalectura.com/blog/resena/todo-existe-para-desembocar-en-un-libro

Slightly Foxed is an independent-minded quarterly that combines good looks, good writing and a personal approach. Slightly Foxed introduces its readers to books that are no longer new and fashionable but have lasting appeal. Good-humoured, unpretentious and a bit eccentric, it’s more like a well-read friend than a literary magazine.

In Slightly Foxed Issue 50 Michael Holroyd enters the scary world of novelist Dan Rhodes • Liz Forsyth hits the trail that led to Brokeback Mountain • Richard Mabeyshares Lesley Blanch’s gastronomic adventures • Sue Gee finds life is changing in 1930s rural England • Robin Blake follows Gulliver on his travels • Sue Gaisford discovers Who’s Who in Grunty Fen • Patrick Welland returns to the Raj with J. G. Farrell • Laura Freeman remembers the romance Elizabeth David preferred to forget • Gary Mead seeks a cure for depression • Alexandra Harris watches the making of a Shropshire garden.

slightly-foxed_50