“Soy la lectura de un verso, tan falso como la muerte”: Vicente Núñez en Revista Círculo de Poesía

“(…) Palabra de la mortaja/ que ni vino y que ni vuelve./ Abro rosas, cierro libros/ y el perfume siempre miente./ Soy la lectura de un verso,/ tan falso como la muerte.”

(“MEDITACIÓN EN VIANA”)

Interesante muestra de la poesía de nuestro añorado Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, Córdoba, España, 1929-2002) en la mexicana Círculo de Poesía. Revista electrónica de literatura a cargo de Alí Calderón y Mario Bojórquez.

Integrante del grupo poético Cántico y de la revista del mismo nombre, Núñez obtuvo el Premio de la Crítica en 1982 por su libro Ocaso en Poley. Autor de una extensa producción poética de acento elegíaco y tono intimista, está considerado como uno de los poetas andaluces más destacados de la segunda mitad del siglo XX. Su poesía, refiere Miguel Casado, dibuja un mundo estrictamente personal, inconfundible, nutrido tanto por el exigente deseo de ruptura que distingue al poeta moderno como por una fecunda raíz en la tradición clásica. Entre sus poemarios cabe mencionar: Elegía a un amigo muerto (1954), Los días terrestres (1957), Poemas ancestrales (1980), el mencionado Ocaso en Poley (1982), Cinco epístolas a los ipagrenses (1984), Teselas para un mosaico (1985), Himnos y textos (1989) y Sofisma (1994), Plaza octogonal: poesía reunida 1951-2002. (2008) y Poesía y sofismas I y II (2008 y 2009). Es además autor, entre otros, de los libros de ensayo: Teoría del acto (1989), Poesía y muerte (1990), En torno a Emilio Prados (2000) y El suicidio de las literaturas (2003).

Para leer la selección al completo, seguir el enlace:

http://circulodepoesia.com/2017/07/poesia-espanola-vicente-nunez/

VN en Plaza Octogonal

Vicente Núñez: la otredad ubicua

“… y no habrá té ni libros ni amigos ni advertencias, / pues yo no seré joven ni querré que te vayas” (“Carta…”). Reconocemos en los primeros poemas de Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera (Córdoba), 1926 – 2002) la inmensidad de su concepción; contemplamos en Los días terrestres (1957) la grandeza y la arrogancia de unas composiciones que buscan incluirlo todo, que describen la interconexión de las cosas para cohesionarlas: “… el mundo / continúa lo mismo de bello porque es triste/ con sus nubes sombrías y sus húmedos bosques” (“Despedida”). Lo que nos atrae de sus Poemas ancestrales (1980) no es su plenitud, sino lo roto, lo lírico de su discurso (“Los muchachos que vuelven de la playa, la ronda/ última de los novios que atenúa la niebla, / la red de los silencios y su copo doliente” (“Aria triste”).

La revista de Feria Real de Aguilar de la Frontera 2016, Córdoba, acaba de publicar el ensayo que he escrito sobre la edición de la Poesía (Visor, 2008) del poeta, crítico y filósofo Vicente Nuñéz, a cargo del también poeta, crítico literario y traductor Miguel Casado. Gracias a la Fundación VN, por contar conmigo y a la revista de Feria, por su amabilidad.

 Para leer el artículo al completo, seguir el siguiente enlace. Se encuentra en la página 40:

http://www.aguilardelafrontera.es/sites/default/files/noticias/revista_feria_2016.pdf

VN en Plaza Octogonal

CUB. POESIA Y SOFISMASdep

“Canto al vino”: manuscrito inédito de Vicente Núñez y estudio crítico de Leonor Martínez Serrano

“Con todo y ser lo más sutil y etéreo de la tierra, su consistencia es tanta que puede soportar el peso del espíritu. Él congrega porque dispersa, él se impone porque sabe rendirse. Cuando ya habíamos aniquilado todas las artimañas de la forma, él nos arrastra al fondo de la convivencia. Cuando perpetramos la mentira diaria, él nos instala en la cúspide de la libertad. Cuando envilecemos el habla en las tribunas de la infamia, él nos devuelve el son entero del primitivo hablar del hombre. Si su arrebato nos otorga equilibrio y mesura, el sosiego profundo de su perfume hace que sea valeroso y sólido nuestro vivir”. (Vicente Núñez, CANTO AL VINO).

“El vino, que desata la lengua y alivia las penas, es, justo en este fragmento de prosa poética de gran belleza, sendero que arroja al ser humano al conocimiento. Beber vino con cabeza es sinónimo de fluir y de zambullirse en una forma de creatividad más pura. Por eso lo bebieron en otro tiempo Li Bo, Ernest Hemingway y el propio Vicente Núñez, en El Tuta de Aguilar de la Frontera, esa atalaya desde la que contempló impasible el mundo en su indetenible devenir”.

Así concluye “In vino veritas: felicidad y verdad en “Canto al vino”, un poema inédito de Vicente Núñez”, estudio crítico del poema a cargo de la profesora universitaria Leonor Martínez Serrano. Reproducimos aquí el poema manuscrito de Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, Córdoba, 1926 – 2002), junto al texto crítico que lo acompaña, adelanto del volumen IV Jornadas VN, conferencias que en torno a la figura del poeta aguilarense se celebraron el 5 mayo de 2015 y que aparecerá en breve, con aportaciones, entre otros, del poeta Juan Antonio González Iglesias, y los críticos Antonio Portela y Cristina Martín Iglesias.

Ambos documentos son cortesía de Vicenta Márquez Núñez, sobrina del poeta y directora gerente de la Fundación VN.

Poema Canto al vino, de Vicente Núñez

Canto al vino. Leonor

VN en Plaza Octogonal

Vicente Núñez en Revista Literaria Ánfora Nova, nº.99-100

“Por un camino sin vuelta/ me fui sin sentir metiendo. /La memoria se enredaba /quedándose atrás del tiempo. // Nadie se cruzó conmigo/ por aquel páramo eterno: /una soledad no arrastra/ más sombra que su esqueleto. // Llegué en mí hasta donde nunca/ supe que estuve, a ese extremo/ que no conduce a lo cerca/ si no se viene de lejos.// Cuando anocheció, ya estaba/ la luz madura. Y, por dentro,/ todo lo que tuve oscuro/ se me encendió de misterio. (Vicente Núñez, “El camino”. A Rafael Alberti).

El paseo nos permite experimentar y participar de la inmensidad y la belleza del mundo natural. Ir de un lugar a otro conduce a nosotros mismos. Al recordar sus andanzas, el poeta trasciende sus circunstancias. En este poema corto, el interlocutor se mueve de idea en idea a través de digresiones y distracciones que imitan la progresión natural del pensamiento.

La Revista Literaria Ánfora Nova, nº.99-100, 2014, que lleva por título Miradas convergentes. 25 Años de Ánfora Nova incluye, entre otros contenidos no menos interesantes, un poema del añorado Vicente Núñez (Aguilar de la Frontera, Córdoba, 1926 – 2002).

Fotos cortesía de Vicenta Márquez Núñez, sobrina del poeta y presidenta de la Fundación VN.

poema_vn_anfora_nova_pag_1poema_vn_anfora_nova_pag_2