“Julio Ramón Ribeyro: exposiciones, eventos, transmisiones” en la revista francesa Resonancias

Dispone el escritor peruano Julio Ramón Ribeyro (Lima, 1929 – 1994) su botín de vestigios paciente y deliberadamente. Ribeyro sigue vivo. Siempre será miembro, muy a su pesar (“me automargino, no me atrae en absoluto la fama”), del movimiento literario que tuvo lugar en los años sesenta del pasado siglo, denominado boom, que incluye a Cortázar, García Márquez o Carlos Fuentes, y cuya adhesión no ve en la muerte un obstáculo. La reciente publicación de Un hombre flaco (Ediciones Universidad Diego Portales, colección Vidas Ajenas, 2014), retrato del escritor a cargo del periodista Daniel Titinger (Lima, Perú, 1977), logra convencer al lector de la importancia del agregado cultural en la embajada peruana en París.

(…)

“Podemos memorizar muchas cosas, imágenes, melodías, nociones, argumentaciones o poemas, pero hay dos cosas que no podemos memorizar: el dolor y el placer”. A través de un consuetudinario sentido de sí mismo, se escribe un libro. Pero ¿qué libro? El de alguien que espera algún día estar preparado para escribir lo que siempre ha soñado. En sus inclasificables Prosas apátridas (1975; Seix Barral, 2017) Riberyro explora la identidad y la alienación del expatriado, mientras evade las reglas de la estructura, la forma y la construcción, mientras rompe las reglas de la prosa.

Edición 149 de la revista francesa Resonancias. Desde 2001, difunde la literatura y el arte. Mi ensayo sobre la obra de Ribeyro, al completo, siguiendo el enlace:

http://www.resonancias.org/article/read/1700/julio-ramon-ribeyro-exposiciones-eventos-transmisiones-por-jose-de-maria-romero/

 

Anuncios

“Rayuela: el rayo que te parte los huesos” en Revista Librújula

“Cuando creés que has aprehendido plenamente cualquier cosa, la cosa lo mismo que un iceberg tiene un pedacito por fuera y te lo muestra, y el resto enorme está más allá de tu límite”. Supuso Rayuela (1963) una nueva forma de contar, una suerte de anti-novela en la que el narrador tenía el control absoluto sobre la trama y los personajes.

He regresado a Rayuela, en la edición del quincuagésimo aniversario de su publicación, que ha preparado Alfaguara y se ha presentado en el VII Congreso Internacional de la Lengua Española, en la ciudad argentina de Córdoba; y han vuelto a conmoverme sus personajes desorientados, las oraciones descaradamente inocentes o el exquisito sufrimiento, considerado en toda su calamitosa fisicalidad.

Gracias a Librújula,  revista bimestral y un portal web dedicados a la actualidad literaria y el mundo del libro, así como a Diario Público, por hacerse eco de mi homenaje (uno más) a  Julio Cortázar (Bruselas, Bélgica, 1914-París, Francia, 1984).

Al completo aquí:

http://www.librujula.com/actualidad/2387-rayuela-el-rayo-que-te-parte-los-huesos

1

 

Único, inestable, distanciado Cees Nooteboom en Revista FronteraD

“En el gran libro de los símbolos, cada tumba es una susurrada repetición de las montañas sagradas”.

El sentido sobrenatural de autoconfianza del poeta, novelista, ensayista, traductor e hispanista en su colección de ensayos gráficos Tumbas (Siruela, 2017; fotografías de Simone Sassen) surge de una mentalidad ideológicamente liberal que, a pesar de su insobornable ateísmo, materialismo y racionalismo, es producto de una radical creencia en la honestidad.

(…)

“¿Cómo será pensar por última vez en palabras que nadie oirá nunca más?”

Es su diario 533 días (Siruela, 2018, traducido por Isabel-Clara Lorda Vidal) lo más parecido a una clase magistral del sentimiento, a cargo de un alma “con las raíces mutiladas y las piedras elevadas hacia la luz”. Supone una compilación de microensayos y macroreminiscencias, así como una meditación fragmentaria sobre el poder de la lectura y la importancia de la experiencia.

(…)

En sus ensayos y novelas, Cees Nooteboom (La Haya, 1933) consigue desarrollar el argumento de que la historia se basa en una exclusión original. Desde esta posición de dislocación básica, de autorretracción estudiada, ocupa el ensayista holandés ese espacio ambiguo entre la ficción y la no ficción, obsesionado por la soledad, disciplinado por la necesidad de comprender las ansiedades de lo liberado o a punto de serlo.

Fronterad, una revista de momento solo digital, con sede en la nube, centrada en el periodismo narrativo, la crónica y el ensayo (porque duda de que muchas noticias lo sean en realidad), y que intenta explicarse el mundo y explicárselo a quien se haga preguntas: una inmensa minoría, tal vez. Se escribe en español, pero no se define como española. Fronterad entiende que el mundo no es susceptible de ser segmentado en ámbitos artificiales como internacional, nacional, local, economía o cultura.

Mi ensayo sobre Cees Nooteboom al completo aquí:

http://www.fronterad.com/?q=17827

“Patrick Modiano: ecolalia de la clandestinidad” en Revista Quimera 421

“No quiero que me dicten lo que tengo que escribir” (Nuestros comienzos en la vida, Anagrama, 2018).

“Cuál es el plazo para que la justicia deje de perseguir a los culpables o a los cómplices y los cubra definitivamente con el velo de la amnistía y del olvido” (Recuerdos durmientes, Anagrama, 2018).

A través de suburbios mágicamente transmutados, conjura Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945) una sucesión de paisajes tan nítidos como los personajes que los habitan (…) Una vez de lleno en la ecolalia de la clandestinidad, descubrimos que apenas hemos comenzado a horadar la superficie.

Ya en quioscos el primer número del año, , con un dossier dedicado al premio Nobel francés #PatrickModiano, que incluye mi ensayo sobre el premio Nobel francés. Quimera-Revista de literatura es una revista española de análisis literario. La revista fue fundada en noviembre de 1980 y tiene una periodicidad mensual. Reseñas, reportajes, microrrelato en clave de mujer y más. Leed el sumario aquí:

https://tienda.revistaquimera.com/home/3110-revista-num-421-enero-2019.html

 

“Thomas Bernhard: simulacros de hiperrealidad” en Le Monde 12/18

“Todas las ideas que he tenido nunca, una y otra vez nada más que inutilidad. Demencia. Crimen. Porque no es la razón (…) lo que se lleva al papel, es la ridiculez, la incapacidad, la abyección” (“Watten”, Thomas Bernhard).

“Leemos conscientes de que lo que está por venir es solo una posibilidad, contenida apenas en lo que se encuentra frente a nosotros. En caída libre, lo que existe, destinado a quedar atrás. Lo que no ha existido suena fechado en virtud de lo que ha pasado a ser. Asistimos a la observación como idea y viceversa, desplegada en anhelos narrativos, recordatorio de que lo imparable puede a veces alcanzar la belleza de la brevedad. Diatriba dirigida no se sabe a quién, en última instancia a nadie, la prosa de Bernhard es el tributo a una verborrea que entrega sus imágenes, indiferente a su propio mensaje, a través de simulacros de hiperrealidad”.

El periódico mensual en papel Le Monde Diplomatique en español, convencido de que los enfoques comparativos y el análisis histórico disipan las ilusiones de una actualidad agitada, se emplea en hacer que cada número combine análisis, reportajes e investigaciones. Con una perspectiva singular y rigurosa de ver los acontecimientos, compartida por un centenar de colaboradores extranjeros, Le Monde diplomatique es el periódico de referencia de todos los que queremos comprender el mundo, pero también cambiarlo.

https://mondiplo.com/-2018-12-

En su entrega de diciembre de 2018, mi ensayo sobre  el escritor austriaco.

Le Monde_12_18_Portada

“Max Aub: la parálisis silenciosa” en El Cuaderno

«Si no caes a la derecha, caes a la izquierda. La cuestión no es saber lo que es justo y lo que no lo es, sino que yo esté en lo justo. Y sobre todo no ser espectador […] ¡Ser parte de la verdad! Luchar y ver».

La literatura de Max Aub (París, 1903 — Ciudad de México, 1972) impone tanto la claridad de su discurso como la reescritura obsesiva de la historia en tintas de diferente color, reinterpretación que no traiciona la turbulencia del pasado. La fructífera interacción de ficción y periodismo permea una producción novelística fascinada por la relación entre moral y lenguaje. Se afana el autor hispanomexicano en explorar el raro compendio de rigurosidad y laxitud que conforma al español medio. Su ciclo novelístico El laberinto mágico (1943-1968, que oportunamente rescata estos días Cuadernos del Vigía) recrea la convulsa psique de toda nación al borde de su propia destrucción.

(…)

La atmósfera de terror aleatorio en la vida cotidiana en tiempos de crisis se convierte en parte integral del estado de ánimo de una nación. Como hemos podido comprobar en la penúltima crisis bancaria, el pueblo pide sedación, no sedición, y el espíritu de nuestra era postimperial permanece felizmente decadente. Seguimos siendo adictos a los ritmos sosegados de nuestro sentimiento preindustrial: nos gusta decir adiós al pasado, pero el pasado es, precisamente, la única cosa de la que no podemos prescindir. Hoy, como entonces, somos víctimas del populismo, esa parálisis silenciosa.

El Cuaderno: Literatura, arte, cine, teatro, música, vida.

Mi ensayo al completo aquí:

Max Aub: la parálisis silenciosa

Max Aub_El Cuaderno

Henryk Skolimowski: pasajes hacia la autoconciencia

“Los adictos al poder recorren una ruta delirante y se encuentran atrapados en un remolino autodestructivo”.

“La calidad de vida tiene como fundamento los espacios existenciales, los espacios sociales y los espacios sagrados. Necesitamos crear esos espacios, o al menos recrearlos”.

“Abrazar la esperanza es una forma de sabiduría. Abandonar la esperanza es una forma de infierno. En un sentido esencial, la esperanza permea toda la estructura de la conciencia ecológica”.

Leemos la obra del filósofo Henryk Skolimowski (1930, Varsovia) como el que visita un lugar de culto. Requiere soledad, silencio, esfuerzo concentrado. Redescubre el polaco su espíritu y el nuestro mientras escribe y nos describe, alienados como estábamos, hasta ese momento, por los prejuicios. (…) En su ensayo La mente participativa (1994; Atalanta, Memoria Mundi, 2016. Traducción de Juan Arnau y Su Lleó), se defiende que “un conocimiento más profundo de la mente significa un conocimiento más hondo de uno mismo”. (…) Es precisamente en el libro Filosofía viva. La ecofilosofía como un árbol de la vida (1992; Atalanta ediciones, 2017. Traducción de Francisco López Martín), donde Skolimowski discute la naturaleza, el propósito y la importancia de la ideología.

Inaugura mi ensayo “Henryk Skolimowski: pasajes hacia la autoconciencia” una nueva columna mensual en la revista digital EntreTanto, magazine de ocio y cultura. En “Articulación del rapto”, escribiremos sobre autoras y autores editados en lo que llevamos de siglo XXI y que, a nuestro entender, permiten no solo entender las claves culturales y sociales de nuestro presente, sino anticipar las del futuro. Se incluyen creadoras y creadores, nacionales e internacionales, de diversas generaciones y de diferente bagaje o trayectoria, reconocida o no. Hemos querido aglutinar distintos ámbitos de la literatura: narrativa, ensayo, poesía.

Así pues, no intentaremos un ejercicio de justicia. Nuestro canon no será descriptivo. Si acaso, artificial. Prescribe una suerte de medicina intelectual, que pretende complementar la de los planes de estudios al uso, para curarnos del solipsismo al que nos arrojan.

Para leer el artículo al completo, seguir el enlace:

http://www.entretantomagazine.com/2018/10/10/henryk-skolimowski-pasajes-hacia-la-autoconciencia/