Yves Bonnefoy: instancias de autoconocimiento en Revista Nayagua #29

“Un nombre para el absoluto no es la designación, todavía menos la celebración, es la trampa que nos tiende, ay, el lenguaje” (“Los nombres…”). La larga cadena del ancla (2008) y La hora presente (2011; Galaxia Gutenberg, 2016, edición bilingüe al cuidado de Jordi Doce, traducción y prólogo de Enrique Moreno Castillo).

(…)

“Por un lado, el oscuro sentimiento de que la realidad es más que las palabras; por el otro, cierta comodidad de vivir entre ellas” (“Toulouse”). La bufanda roja (2016; Sexto Piso, 2018).

(…)

En las manos del poeta, ensayista y crítico literario Yves Bonnefoy (Tours, 1923 – París, 2016), todo poema es una invectiva contra la escritura de poemas; citas y collages afilados como para cortar en dos el lenguaje supuestamente poético; oraciones audaces y sumarias, basadas más en tácticas de manejo verbal, retórica y choque, que en la percepción u observación.

“Hace frío, José Hierro. Entra por la vía obvia del invierno pero ha calado fundamentalmente por el inmovilismo de la conciencia, que no por la bendita quietud. Lo rememorabas en tu poema “Los andaluces”, una alucinación iluminada por la herida, como todas las tuyas: “Decían: Ojú, qué frío; / no ‘Qué espantoso, tremendo, / injusto, inhumano frío’. / Resignadamente (…)”. Lo que tú hiciste con tu vida y en tu poesía, entre tantas otras cosas, fue reconocer la aleación vulnerable, afectiva y siempre mixta de la condición humana, y el consecuente mandato de preservar esa inclasificable variedad, de garantizar la convivencia no como una concesión sino como un derecho. Tu poema, más de medio siglo después, nos recuerda que esa dignidad colectiva de base no es un suelo inalterable, que debemos defenderla porque “El hombre es fuego y es lluvia. / Lo hace el odio y el perdón”. Consagramos esta Nayagua que hace el número 29 contra el gélido viento de la desmemoria y de la inacción. Contigo, siempre.”

Julieta Valero
Directora técnica de la FCPJH

Mi ensayo sobre el poeta francés en Nayagua 29:

http://www.cpoesiajosehierro.org/web/index.php/nayagua/item/nayagua-29

Ernesto Cardenal: “Y el ángel me dio un cheque del National City Bank”

“Me contaron que estabas enamorada de otro hombre / y entonces me fui a mi cuarto / y  escribí ese artículo contra el Gobierno / por el que estoy preso”. Apenas cuatro versos, pertenecientes a la sección octava del poema de Ernesto Cardenal Epigramas (1961), resumen amor y lucha en un impulso inversamente proporcional al de gran parte de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Los primeros poemarios del sacerdote católico y activista social nicaragüense Ernesto Cardenal (1925) ya están disponibles en un único volumen gracias a Ediciones UDP y el recientemente publicado Poesía inicial (2015), cartografía de un escritor esencial, revolucionario, espiritualista, cronista de la inhumanidad del hombre contra el hombre, visionario escalofriante, historiador cósmico.

Los poemas contemplativos, espirituales de Gethsemani, Ky (1960), fusionan las preocupaciones sociopolíticas de Cardenal con su vocación religiosa. Sus Salmos (1964) trazan la evolución del universo, la Tierra, y la humanidad: “Alabad al Señor en el cosmos / Su santuario / de un radio de 100.000 millones de años luz”. Por último, la plegaria que da título a la colección Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965), es una súplica a Dios para que reciba en su seno a Marilyn Monroe, pero sobre todo para que responda a la última llamada telefónica de la actriz suicida. La visión de pesadilla de “Apocalipsis”, nos parece hoy más profética que entonces: “Y el ángel me dio un cheque del National City Bank / y me dijo: cambia este cheque / y en ningún banco lo pude cambiar porque todos los bancos habían quebrado”.

Nayagua 23, Revista de Poesía, de la Fundación Centro de Poesía José Hierro, Segunda época / Febrero de 2016 a cargo de la poeta Julieta Valero. Entre otros contenidos, poemas de Mercedes Roffé; reseñas:  Nada se pierde, de Jordi Doce (por Andrés Catalán), Movimientos insomnes, de Clara Janés (por Noni Benegas), Serie, de Vicente Luis Mora (por Antonio Monge), Luto (1995 – ), de Juan Soros (por María Solís), y por último mi reseña de Poesía inicial, de Ernesto Cardenal.

http://www.cpoesiajosehierro.org/web/index.php/nayagua/item/nayagua-23

poesia-inicial-640x1024